La radiología, mejor conocida por rayos-x es la forma de imagen médica mas antigua y utilizada actualmente.  Por casi un siglo, imágenes médicas han sido creadas pasando una pequeña dosis de radiación a través del cuerpo.  Las imágenes se producen sobre una placa fotográfica por las sombras y reflejos producidos al pasar la radiación a través del cuerpo.

La Radiología Digital es el próximo paso evolutivo de la Radiología.  Al igual que ocurre en la fotografía la película fotográfica es sustituida por un dispositivo que captura las imágenes en forma digital.  Este cambio trae como ventaja que las imágenes se pueden optimizar de forma digital, virtualmente eliminando la necesidad de repetir exposiciones y por consiguiente bajando la dosis de radiación que recibe el paciente.

 

 

RADIOGRAFIA COMPUTERIZADA (CR)

 


La radiografía se toma sobre una lámina de fósforo. El fósforo es un elemento químico que absorbe la energía que proviene de los rayos X tal como los punteros flourescentes del reloj absorben la luz del sol. Pero este fósforo no devuelve esta energía de inmediato. Aparece cuando un rayo láser lo estimula. Entonces, la lámina de fósforo libera la energía absorbida en forma de luz azul. Libera más donde la lámina ha sido más estimulada; o sea, donde ha recibido más radiación, y menos, donde ha sido menos estimulada. Un sistema de lentes capta esta luz azul, el fotomultiplicador, que es como un CCD de la cámara digital, capta la luz, la amplifica y la transforma en un pulso eléctrico: ya es información, ya está la imagen digitalizada.
El proceso parte igual que el ya conocido. Lo que cambia es que la radiografía se toma sobre un chasis que contiene una lámina de fósforo, donde se guarda la información. Este chasis pasa por una máquina digitalizadora, que transforma la imagen que finalmente va al computador para luego ser archivada en el servidor.
Algunos especialistas ven algunas desventajas, ya que, según dicen, en ciertos casos extremos, donde se requiere una mejor resolución, la radiografía digital no entrega una visión óptima de la imagen. Esto, porque presenta menor tono de grises que una radiografía convencional. La digital tiene 256; la analógica, infinitos.
Pero en defensa del sistema podemos decir que éste no es el problema, ya que en la pantalla se puede manipular la imagen y optenerla máxima definición.


 

 

imagen obtenida a través del CR

intensificación del contraste para estudio de las serosas abdominales

disminución del contraste para el estudio de los huesos visualizados

aumento del contraste para estudio del parénquima de los órganos

 

ampliación del área de interés